POR UN DOLAR – Final.

POR UN DOLAR – Final.
Ese fin de semana la pase como cualquier chico, jugando con mis amiguitos, viendo tele, en fin todo normal pero por las noches no dejaba de pensar en mis aventuras junto a las vías del tren con aquel Sr. y su enorme garrote, me calentaba a tal medida que me tenia que meter uno o dos deditos en mi ano para calmar una calentura que nunca había sentido pero que se me calmaba dedeandome el culito bajo las cobijas hasta quedarme dormido.
Por fin llego el lunes y yo no lo pensé dos veces para faltar de nuevo a la escuela, yo sabia que cuando se supiera me hiba a ir mal pero no me importaba, yo quería tener mas experiencias como las ya tenidas anteriormente.
Como siempre me bañe, desayune y me despedi diciendo que ya me hiba a la escuela, cosa mas falsa.
Llegue mucho antes de la hora señalada pero me entretube haciendo piruetas en las vías o tirando piedras a los arbustos hasta que por fin vi a lo lejos a un individuo que se acercaba, al tenerlo mas cerca vi que era mi amigo el Sr.
Me hizo una seña con su dedo índice indicándome que me acercara al matorral donde todo había ocurrido,yo inmediatamente me aleje de las vías para acercarme al sitio indicado, antes de meternos entre los arbustos me tomo de mi manita y me llevo hasta el mismo centro del lugar donde mas tarde hiba a experimentar una de las sensaciones mas dolorosas pero a la vez mas placenteras de mi corta vida.
Me pregunto como me había ido ese fin de semana y yo le dije que muy bien, mientras platicábamos el ponía la manta que yo ya conocía y me indico que me desnudara y el hiso lo mismo, Ya estábamos sin ropa los dos, uno frente al otro, por supuesto el mas grande y peludo y yo pequeño y sin todavía ni un pelito en mis partes intimas.
Me quede parado y el se inco y abriendo su boca se engullo todo mi verguita y después de un par de chupadas también se metio mis huevitos, sentía como su lengua jugaba con ellos, solo los sacaba para mirarme desde abajo y decirme -Que rico estas Mijo-.
Después de un rato me dijo que yo le hiciera lo mismo asi me me agache y le comense a chupar la cabezota que era lo único que me cabia en mi boca pero yo se la mamaba como si fuera yo un becerrito mamando la hubre de su madre.
Asi me tuvo un rato para después decirme -A ver acuéstate en la manta como la ultima vez- Yo me acosté boca abajo y el procedio a lengüetear mis nalgas y mi culito, Que rico sentía yo!
Ya que me tenia bien ensalivado el agujerito empeso a meter y sacar un dedo, alternando con su lengua, Yo estaba disfrutando todo eso cuando sentí que se subia sobre mi y me pasaba la vergota entre mis nalgas.
Me asuste y le pedi que no me la fuera a meter porque me dolería, el contesto que me aguantara un poco que la meteria despacito para no lastimarme.
Cuando sentí la cabezota en la entrada me asuste y quise safarme pero el ya me tenia bien sometido y no me pude ni mover.
Senti mi anito abrirse con las primeras embestidas y me dolio tanto que comense a llorar y a rogarle que ya no me la metiera por favor, que me dolia, pero el ni por enterado se daba, se seguía moviendo hacia enfrente tratando de meterme la cabezota de su verga.
Yo seguía llorando y diendo -Ya por favor, ya no aguanto mas, ya saquemela- El me la saco un poco pero fue para agarrar mas vuelo y me enterro hasta la mitad.
-AAAAAYYYYYYYY- Fue un grito que me salio desde lo mas profundo de mi ser, sentía que me partian en dos y ya no aguantaba mas, Senti que me hiba a desmayar de dolor pero el Sr. al ver esto la saco casi toda, yo descanse pero no mi culiador que estaba decidido a enterrarme toda su vergota.
Me dejo descansar unos momentos pero volvió a arremeter con su garrote mi culo y esta vez fue mas de la mitad lo que me introdujo, por extraño que paresca ya no me dolio tanto y el me dijo – ya vez Mijo, ya te esta entrando mas sin tanto dolor-.
Siguió asi metiendo y sacando y cuando menos acorde ya sentía que su saco de huevos golpeaba en mi y yo ya no sentía tanto dolor mas bien sentía bonito el metesaca que hacia el Sr en mi culito.
Inconsientemente me lleve las manos a los lados de mis nalgas y me las abri para seguir sintiendo esos vergasos que la verdad yo ya deseaba.
Cuando el vio esto que yo hacia me metio su brazo bajo mi barriga y me levanto para quedar con las nalgas abiertas y levantadidas, yo ya no lloraba nomas pujaba sintiendo en lo mas profundo como entraba y salía la verga de mi desquintador y la verdad ya lo esta disfrutando.
El veía como me entraba y salía y me dijo – Por atrás pareces hembrita tragando verga, pero te toco tu verguita y veo que eres un machito, bien culiado, pero machito.
Asi estuvimos un buen rato disfrutando, El de mi recién desquintado y apretado anito y yo de su gruesa y mofletuda verga.
De pronto sentí que me abrasaba mas fuerte y se enroscaba atrás de mi diciendo entre dientes -me vengo Mijo, me vengo- Y sentí unos chorrazos de leche caliente en lo mas hondo de mi culo, fue maravilloso sentir a aquel Sr, venirse entre convulsiones y con sus ojos en blanco.
Después de descansar unos momentos con su verga adentro de mi procedio a sacarla, se la vi brillosa de sus mecos y también con unos hilillos de mi sangre.
Yo sentí que a partir de ese momento y para el resto de mi vida El seria el macho que me desquinto.
Me paso unos toallas de papel que llevaba en sus bolsillos para que me limpiara el culo que seguía destilando leche caliente y me dio unos dólares diciendo -Esta es la mejor cojida que he dado en muchos años-.
Me dijo que hiba a salir se la ciudad unos días pero que le dijera en que escuela estaba para buscarme cuando regresara, asi lo hise, ya se hiba a despedir pero me dijo, -A ver, déjame darte una chupadita antes de que te vayas- Me baje el pantalón y se volvió a prender en mi verga y mis bolitas por un rato mas, por fin los saco de su boca y dándome una palmadas en la espalda se despidió y me prometio ir un dia a buscarme.
Lo vi alejarse por la via del tren y yo procedi a alejarme en sentido contrario, sali de nuestro escondite y camine hacia las vías pero algo andaba pasaba, sentí que mis pies apuntaban hacia adentro y no hacia adelante, daba el paso y se tropesaban un pie con el otro, enderese las puntas hacia afuera pero sentí que me dolio el culo hasta la cintura, asi que para poder caminar bien tenia que combar las piernas un poco hacia afuera, asi que imagínate lector, como hiba caminado, con el culo desflorado, patizambo, y con las puntas de los pies hacia adentro, después de unos metros caminando asi hise un esfuerzo y comense a caminar mas normal.
Ese dia me dejaron bien desquintado y abierto el culo,pero en mis bolsillos, UNOS DOLARES!

Bir cevap yazın

E-posta hesabınız yayımlanmayacak. Gerekli alanlar * ile işaretlenmişlerdir