No me lo esperaba. parte 5 (Francesca SW)

Babes

No me lo esperaba. parte 5 (Francesca SW)
El club nos daba la bienvenida a como dé lugar, para ser primerizos habíamos tomado mucha confianza. Nuestra anfitriona, nos aplaudía y felicitaba mientras tratábamos de recuperarnos de nuestro delicioso revolcón. mientras la sangre volvía a mi cerebro comencé a ver a mi alrededor, y volví a caer de pronto en el hecho que, aparte de nuestra anfitriona, habían tres parejas con nosotros en la misma sala. todos desnudos y algunos aun cogiendo. Con la excitación lo había olvidado por completo, me había dejado llevar por la calentura. Por segundos una pequeña vibra de pudor me recorrió, pero acabó de golpe con al mirar a Francesca a los ojos. La palabra lujuria estaba por todo su rostro. Mientras yacía junto a mi completamente exhausta, no pretendía cerrar sus piernas, su vagina se veía aun mas carnosa, palpitante e invitante. Vi como su mirada se dirigía a una pareja que afanosamente intentaban una 69, pero por problemas tal vez de sobrepeso de ella, la tarea se ponía algo ardua. La situación me pareció algo graciosa. Pero al cabo de verlos por unos segundos me comencé a excitar nuevamente. Sentí como la sangre volvió a bombear los tejidos de mi miembro. Mientras esto ocurría, Francesca lo tomo con una de sus manos y comenzó a pajearmemientras ella hacía lo mismo. <> pensé, mientras sonreía.

Nuestra anfitriona , gratamente sorprendida por nuestro renovado entusiasmo, se sentó junto a mi. Acariciando los vellos de mi pecho se acercó a mi a oído y me preguntó – quieres verla tirando con otros?- la pregunta me tomó por sorpresa, sabía que estaba la posibilidad pero nunca me lo llegué a cuestionar, la idea me provocaba una serie de sentimientos encontrados . la miré por unos minutos, estaba gozando, sucuerpo estaba lleno de placer y sin duda quería mas, me encogí de hombros y le dije –creo que si- la anfitriona aplaudió contenta y me dio una gran beso, su lengua revoloteó en mi boca, y mi erección llegó al máximo. Junto con el beso la frecuencia de la paja aumento rápidamente, al parecer el beso aquel había excitado de sobre manera Francesca.

Las otras dos parejas, se estaban tomando un descanso, en el centro seguían los del 69, seguían amándose entre estertores, jugos y gemidos. La atención estaba dividida entre ellos y nosotros. Por un lado la 69 y por otro el torneo de pajas. Ana, que así se llamaba nuestra anfitriona, hizo un gesto a una de las parejas espectadoras para que se acercaran. Francesca seguía masturbándose y pajendome al mismo tiempo, Ana me dejo por un minuto, y se sentó junto a ella. Le susurró algo al oído que no puede escuchar, me miró entre sorprendida y excitada, me besó y bajo el ritmo de laspajas. La mujer de la pareja se sentó junto a mi. Me dio un beso en la mejilla y se presentó – me llamo Paula, espero contar con tu autorización y la de tu mujer por lo que voy hacer, mi marido tiene todo mi permiso, y según dijo Ana también cuenta con el tuyo- mientras hablaba su marido se sentó junto a Francesca, Paula le sacó la mano de mi pene, y lo puso sobre el de su pareja. A Francesca no pareció m*****arle, me miro pícaramente, mientras Paula se agachaba frente a mí y se introducía mi hinchado pene en la boca. Comenzó a mamármela con arte y gracia, su boca era suave y sin apuro. Francesca miraba con una gran sonrisa, dejó de tocarse, y tomó una posición similara Paula, y metió el pene del desconocido en su boca.
Continuará…

Bir cevap yazın

E-posta hesabınız yayımlanmayacak. Gerekli alanlar * ile işaretlenmişlerdir