En el aseo

Big Dicks

En el aseo
Siempre he sentido la atenta mirada de alguno de mis compañeros y de la gente cuando meneando con exageración mi “pequeño” culo me meto en el aseo para hacer mis necesidades. Ayer había unos representantes muy atractivos haciendo sus rutinarias visitas y pude comprobar que dos de ellos, a cual más bueno, no dejaban de desnudarme con su mirada pervertida. Como hago a diario me metí en el aseo de chicas sin cerrar del todo la puerta porque nunca se sabe quién puede necesitar entrar o tener una urgencia a la que yo pueda o quiera dar solución. Siempre me desabrocho un botón de la camisa para que mis tetas no demasiado grandes se puedan contemplar mejor por amantes más altos o más guarros que yo. M e baje mi tanga y me senté en la taza jugando con mis bonitas piernas enfundadas en mis medias negras.L a puerta se abrió lentamente y entraron los dos hombres que habían estando desnudándome con sus miradas toda la mañana. Hola- te llamas Irene verdad dijo el más fuerte y atlético de los dos, me han dicho que publicas fotos en una pagina guarra. Yo empecé a reírme entre nerviosa y totalmente entregada a lo que venía luego. Se desabrocho muy torpemente el pantalón y sacando una polla no muy grande pero bien enervada y gruesa me la clavo en la boca apretando con fuerza de mi nuca en dirección a sus genitales. H e de reconocer que no suelo poner resistencia, si lo hacen bien les dejo entrar hasta mi garganta. Su amigo estaba sacudiéndosela y esa si era toda una buena verga que cualquier mujer por traviesa o putona que sea le gustaría tener para ella y yo nunca dejo pasar una oportunidad, asó que mientras mamaba a uno empezaba a masturbar y jugar al otro. El espacio era pequeño y guarro, podía sentir que alguien se hacía una paja al otro lado, seguramente excitado por el improvisado grupo de trabajo sexual. Me levante apartando de mi boca y mano sus pollas y aplastando mi boca contra el uno puse mi culo y mojado coño sobre el pollón del mejor dotado. Folladme con ganas que no tenemos mucho tiempo y así empezaron a montarme mientras succionaba un rabo sabroso y unas bolas cargadas de esperma para mi y por otro lado me ensartaban una y otra vez polla que parecía querer recorrer todo mi entregado cuerpo y salir a su vez por mi boca ocupada y llena. Eres muy puta decía mi amante mientas me cabalgaba a lo que su encantado amigo asentía repitiendo puta, puta, puta. Me gusta ser muy puta en la cama pero como podéis ver también fuera de ella, me daba mucho placer ser follada por aquellos dos hombres entregados a encularme y dejarme chupa, N o sé como lo hicimos pero conseguí sentarme encima de uno de ellos mientras el otro completaba la DP. Grité, no puede evitarlo, espero que no se ollera mucho desde fuera, bueno mis compañeros me conocen y ellas las otras me odian aunque también me desean o desean ser alguna vez como yo. Llegó el momento del climax y deje que se corrieran en mi cara y mis ojos, luego ya me limpiaría. Se fueron como vinieron lentamente y besándome a la vez mientras repetían adiós durtyirene, evidentemente alguien había hablado de mi, adiós puta. me tragué la corrida de uno mientras recogía con las manos y unos pañuelos la del otro. Ayer acabé el día de trabajo oliendo a corrida, oliendo a follada bien hecha e inexperada.

Bir cevap yazın

E-posta hesabınız yayımlanmayacak. Gerekli alanlar * ile işaretlenmişlerdir